jueves, 18 de agosto de 2011

CASO VALERIE CONNAN: Del filicidio a la toma de rehenes de los hijos

Valerie Connan, la madre de los dos niños franceses que por orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación deben volver a su país, aseguró que "nadie escucha" a sus hijos, quienes quieren vivir con ella en Salta, y anticipó la realización de una marcha para mañana, en la plaza 9 de Julio.
 
"A la resolución me la comunicó ayer mi abogado", dijo Connan a Télam, tras lo que agregó que "es una muy mala noticia porque no tengo más instancias para apelar en la justicia".
 
En su oficina de la agencia de turismo El Dorado, que es de su actual pareja y está situada en la calle España, en pleno centro de la capital salteña, Valerie contó que anoche habló con sus hijos para decirles que deben regresar a Francia, pero "se pusieron muy
firmes: no quieren regresar".
 
Se trata de Guilhem, de 11, y Elise, de 9, quienes están en Salta desde hace 14 meses, cuando visitaron a su madre, tras lo que no quisieron tomar el avión en Ezeiza para volver a Francia con su padre, Daniel Vicedo.
 
A partir de allí comenzó una pelea legal debido a que Vicedo se presentó ante la justicia francesa, de la que obtuvo una orden para buscar a sus hijos y llevarlos de nuevo a su país.
 
En Salta, el juez federal número dos, Miguel Medina, ordenó la entrega de los chicos a Vicedo, pero Connan apeló esta decisión, que finalmente fue convalidada por la Cámara Federal de Apelaciones y luego por la Suprema Corte de Justicia.
 
"No me voy a oponer a esa decisión porque nunca lo hice ni puedo hacerlo, pero el tema es que los chicos no quieren regresar. o sé cómo vamos a hacer, no tenemos fecha ni manera de que el padre pueda convencerlos de regresar, lo que sería mejor para que puedan volver tranquilos", explicó la mujer.
 
No descartó la posibilidad de llegar a la Corte Internacional de Derechos Humanos para reclamar por los derechos de sus hijos, pero "el tema es que ellos deben ir a Francia, donde ahora no tengo más la patria potestad ni el derecho de visita".
 
Además, comentó que el padre de los menores "hizo una denuncia por retención ilícita de chicos, así que si voy a Francia puedo quedar presa".
 
Valerie contó también que los niños "no quisieron ir hoy a la escuela", porque "tienen miedo que cualquier persona vaya a llevarlos por la fuerza".
 
"Nadie les preguntó a los chicos lo que ellos quieren", reveló Connan, a la vez que afirmó: "pedí muchas veces que escuchen a los chicos. No son bebés, ahora puden hablar, pueden decidir cosas, son muy firmes en su carácter, no es un capricho, entonces es necesario que hablen con ellos".
 
La mujer aseguró haber pedido "muchas veces" la cámara gesell y que el padre, que hace ocho meses está en Salta, "venga a casa para que vea donde viven los chicos, sus habitaciones, para hablar alrededor de una mesa e intentar entender por qué los chicos quieren quedarse acá, pero nunca lo logré".
 
"Él vino a Salta con una orden de Francia, nunca quiso venir a mi casa, yo pedí una reunión de mediación de la que participó el cónsul francés y una mujer de la Cancillería, y acordamos un derecho de visita de tres veces por semana, pero al final de la reunión no quiso fimar y se fue", ahondó.
 
Finalmente, manifestó que el hombre le dijo a la justicia federal salteña que ella se quiere escapar del país con los menores, por lo que poseen vigilancia las 24 horas, y están imposibilitados de salir de la ciudad de Salta sin autorización judicial.
 
Por otro lado, anunció que "mañana vamos a hacer una marcha en la plaza 9 de Julio, a las 10.30, para pedir a los jueces por favor que no usen la fuerza pública para llevarse a mis hijos". (Télam) 

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails