sábado, 28 de febrero de 2015

STRASSERA: LA MUERTE NO HACE BUENO O MALO A NADIE.

28/02/2015

Lo era antes de morir o no lo era. O eras ambas cosas como el común de los mortales. Desde ayer se escuchan y leen frases enaltecedoras del fallecido fiscal Julio Cesar Strassera que en general lo colocan como un paladín de la lucha por los derechos humanos a raíz de su intervención en el juicio a las juntas militares.
También se leen y escuchan frases demoledoras de su persona o actuación.
Para empezar, la histórica lucha por los derechos humanos fue impulsada todavía en dictadura por un puñado de organismos de derechos humanos tales como la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, el Servicio de Paz y Justicia, el Centro de Estudios Legales y Sociales y otros. Estos organismos, pagaron con desapariciones y encarcelamientos la defensa de los derechos, actuando bajo el terrorismo de estado. Cito por caso a Teresa Israel, joven y valiente abogada de la Liga, secuestrada y desaparecida. Poco a poco, los familiares y victimas se fueron organizando y se crearon otros organismos para resistir la Dictadura: Madres de Plaza de Mayo, Abuelas, la Asociación de ex Detenidos, Familiares, entre otros. Y actuaron personalidades que con su ejemplo personal marcaron rumbos: Emilio Fermin Mignone, Augusto Conte, Mons. Jaime de Nevares, el Obispo Aldo Etchegoyen, Adolfo Perez Esquivel, Graciela Rosemblum y muchos luchadores anónimos que nunca bajaron los brazos. En esa lucha hubo centenares de abogados desaparecidos, integrantes del campo popular. Porque los muertos y desaparecidos y la lucha por los derechos no son propiedad de nadie.
Por esos tiempos, Julio cesar Strassera era Fiscal General. Por sus manos pasaron numerosísisimas solicitudes de hábeas corpus de detenidos y desaparecidos que en todos los casos fueron rechazados y dictaminados en contra de las victimas por el desaparecido fiscal.
Algunos ejemplos de ellos son elocuentes. En el caso de Jorge Cepernic, ex gobernador de la provincia de Santa Cruz, fue detenido por el terrorismo de estado, puesto a disposición del PEN. También, practica de la dictadura, que se le confiscaron sus bienes por la tristemente célebre "CONAREPA" (Comisión Nacional de Responsabilidad Patrimonial).
En el hábeas corpus promovido por la libertad de Cepernic, Strassera dijo el 19 de marzo de 1979: “...la privación de libertad (…) encuentra su legitimidad en la misma Constitución Nacional -indudablemente reformada por el Estatuto del Proceso de Reorganización Nacional y el Acta- de tal suerte que el artículo 2º, inciso e) de ésta última constituye una norma de idéntica jerarquía que la contenida en el artículo 23 de aquella, en cuanto faculta al Poder Ejecutivo Nacional para arrestar personas a su exclusiva disposición, en tanto las circunstancias excepcionales por las que atraviesa el país así lo aconsejen. En consecuencia parece claro que impugnar la Resolución Nº2 de la Junta Militar so color de repugnar a la Constitución Nacional resulta inadmisible pues (…) ello equivale a afirmar que la Constitución es inconstitucional”.
Hay que recordar que la Constitución no regía, mas allá del discurso de la dictadura. Strassera legitimaba en su discurso el “Estatuto del Proceso de reorganización Nacional” votado por los tres comandantes de la fuerzas armadas golpistas.
Por esos años, la dictadura encarceló y torturó a Lidia Papaelo de Graiver. Strassera le tomó declaración en el marco de la “investigación” sobre los supuestos vínculos del grupo Graiver y la organización Montoneros, en 1977. Producto de las torturas, Papaelo de Graiver estaba detenida en el hospital, esposada a la cama y en pésimo estado. Ella misma solicitó un habeas corpus que fue negado. Strassera pidió cinco años de prisión para la viuda de Graiver y para Isidoro Graiver, pero fueron finalmente absueltos. Hoy, producto de esos hechos se encuentra abierta y aparentemente cajoneada la causa por la apropiación ilegal de la Empresa papel Prensa por parte de los diarios Clarín, La Nación y La Razón.
El fiscal también intervino en la investigación de la Masacre de San Patricio, donde fueran brutalmente asesinados dos sacerdotes y tres seminaristas palotinos. Solicitó el sobreseimiento provisional de la misma causa, “al no hallar elementos para individualizar a los autores”. La historia, que es implacable, demostró que si se podía individualizar a los autores, como ocurre en la megacausa ESMA en la actualidad.
En 1983,asume la Presidencia de la Nación el Dr. Raul Alfonsin, ordena enjuiciar a las Juntas Militares y crea la CONADEP. Strassera tuvo oportunidad allí de encontrarse con la historia y llevó adelante ese histórico juicio y su alegato finalizado con las palabras “Nunca Mas” que pasaron a la historia. En el contexto de la época, con los criterios de entonces y en particular en un momento histórico donde los represores estaban en libertad, en actividad en sus fuerzas y seguros de su impunidad, Strassera cumplió cabalmente con su función como fiscal. El pasará a la historia por esa actuación. Ese Strassera es el reivindicable mas allá de las diferencias enormes en el plano de la lucha por los derechos humanos.
También es de destacar que cuando Menem dictó los indultos a los represores, Strassera renunció al cargo que ocupaba en Naciones Unidas, lo cual lo enaltece. No lo había hecho en oportunidad de las famosas “Instrucciones a los fiscales” y menos aún con las leyes de Punto Final y Obediencia Debida que impedían a las victimas y familiares, organismos y a la sociedad toda obtener justicia.
En 2003 con la llegada de Nestor Kirchner al gobierno, se abren nuevos rumbos en la lucha por los derechos humanos en relación a los horrendos crímenes de la dictadura militar, lucha nunca abandonada por familiares, victimas y organismos. Se derogan las leyes de impunidad y se abre un proceso aun inconcluso que puso a la Argentina a la vanguardia en estos temas en la escena internacional. Desde 2006 finalizaron 134 juicios por delitos de lesa humanidad. 142 causas ya están elevadas a juicio oral y en otras 38 los fiscales han requerido su elevación a esa instancia, lo cual significa que unas 180 causas se encuentran en una situación cercana al debate. Mientras tanto, otras 135 causas con personas procesadas se encuentran aún en la etapa de instrucción".
En tanto, hay al menos seis juicios que comenzarán en los primeros meses de 2015, en los que serán juzgadas otras 14 personas por 65 casos de víctimas. En las causas que aguardan sentencia en todo el país hay 955 personas procesadas por crímenes de lesa humanidad: el 26 por ciento está en juicios en curso; el 27 por ciento en causas elevadas a juicio; el 11 por ciento en causas con requerimiento de elevación a juicio y el 36 por ciento aún en instrucción.
De este histórico proceso, Strassera se autoexcluyó refugiándose en un furibundo “antikircherismo”, que lo llevó inclusive a acompañar recientemente a Mauricio Macri en la frase “el curro de los derechos humanos”.
Un muerto no es ni bueno ni malo por morir. Era bueno o malo antes del deceso.
Aprovechar su muerte para arrimar agua al terreno de la política es tergiversar la historia. Aquella cuyo verdaderos héroes fueron, repito, las victimas y familiares las Madres de Plaza de Mayo, las Abuelas, los ex detenidos, los H.I.J.O.S., la APDH, La Liga, el SERPAJ, el CEPRODH, la Gremial de Abogados entre tantos otros.
La Argentina está de duelo nacional por la muerte del Fiscal que actuó con decisión en el juicio a las juntas de comandantes. Un Fiscal a quien en ese momento la “familia judicial” acusaba de “traidor”.
A ese fiscal mi homenaje y mi duelo. Y con el a las decenas de fiscales federales que hoy impulsan a lo largo y a lo ancho del país las causas por delitos de lesa humanidad por los crímenes mas horrendos de la historia argentina.
Luis Zapiola

Abogado.

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails