jueves, 29 de abril de 2010

Sólo faltaba Bergman

Pagina 12

La fundación del rabino Sergio Bergman asesorará al gobierno de Mauricio Macri en cuestiones de seguridad y formará parte de las ONG que revisen los legajos de los policías de la Metropolitana y monitoree el desempeño de la fuerza. El ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, firmó un convenio con Bergman, que se comprometió a presentar un plan de trabajo de su fundación. El rabino partió raudo hacia Suiza y no pudo dar explicaciones sobre cuáles son las especialidades en seguridad que tiene su fundación, que promueve en su página web el “apostolado en ciudadanía, misiones cívicas y catequesis constitucional”. Bergman fue uno de los posibles candidatos a ocupar el Ministerio de Educación porteño antes de que Macri eligiera al fugaz Abel Posse. Luego los macristas lo invitaron a integrar un consejo de notables, que fue aplastado por la polémica que desató Posse en favor de terminar con los juicios a los represores. El rabino que cambió la palabra “libertad” en el Himno Nacional por “seguridad” y que acompañó a Juan Carlos Blumberg, a los ruralistas y a los que reclamaban por la continuidad de las AFJP (entre sus grandes hitos), ahora desembarcará en el trazado de la Policía Metropolitana. Los términos del convenio son completamente generales: su fundación participará “en el marco del Plan General de Seguridad Pública, en el desarrollo del eje de Prevención del Delito y la Violencia, contribuyendo a las acciones de prevención dirigidas a promover las capacidades de la sociedad civil a través de la participación ciudadana, fomentar las acciones destinadas a fortalecer las políticas de prevención social”. En el ministerio sostienen que su especialidad es la “concientización ciudadana”. En concreto, la fundación de Bergman se comprometió a presentar un plan de trabajo, cuyo contenido desconocían ayer. “Es ad honorem, no cobran nada”, se atajaron en la gestión PRO. Su ONG ocupará, además, una silla en la comisión interministerial que revisará legajo por legajo de los policías. Fue la entidad que Montenegro creó tras los escándalos por policías con prontuario, que también lo llevaron a quitarle el reclutamiento a la Metropolitana y ponerlo a cargo de un civil. Por los casos de policías con causas pendientes de la época de Palacios, esta semana Montenegro firmó once bajas de altos oficiales. La fundación de Bergman también formará parte del Monitor Ciudadano, que integran además Cippec y la Fundación Compromiso. Ese organismo tiene como tarea hacer un seguimiento civil del accionar de la Metropolitana.



Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails