jueves, 29 de abril de 2010

JUICIO ETICO A LOS MEDIOS: LAS MADRES TIENEN LIBERTAD DE EXPRESION




Pagina 12

Las Madres recordaron su aniversario con un "juicio" en Plaza de Mayo


La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo encabezó el "juicio público" contra un grupo de periodistas por "traicionar al pueblo y silenciar el horror", y confió en que llegará el momento en que "pidan perdón". En su breve discurso de cierre, Hebe de Bonafini anticipó que se realizará un juicio similar a los jueces que tuvieron vínculos con la última dictadura militar.

"Traidores al pueblo de la Nación argentina", fue la simbólica condena por unanimidad de las Madres de Plaza de Mayo y el público que se dictó contra los periodistas Mariano Grondona, Claudio Escribano, Máximo Gainza Castro, Mauro Viale, Samuel "Chiche" Gelblung, Bernardo Neustadt, Magdalena Ruiz Guiñazú, Vicente Massot y Joaquín Morales Solá, por su supuesta colaboración con el último gobierno militar que padeció el país.

Durante el acto, caracterizado por un clima sereno, que se extendió por más de dos horas en la Plaza de Mayo, tres fiscales integrantes de la organización de las Madres y Bonafini escucharon el "testimonio" de periodistas como Pablo Llonto, Claudia Acuña y Carlos Rodríguez. También se hizo presente el funcionario del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual, Néstor Busso, quien aclaró que se presentó a "título personal".

Los testigos citados aportaron material de diarios y revistas del período comprendido entre 1976 y 1983 en el que revelan cuál fue el papel de los periodistas acusados, y también presentaron audios que comenzarán a formar parte de un archivo que se realizará en la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo.

"Estoy convencida de que en un tiempo no muy lejano habrá otro juicio donde los periodistas pidan perdón por la ignominia y la basura", lanzó Bonafini sobre el final del acto, y los culpó por haber "traicionado al pueblo y silenciar el horror".

Para las Madres, "durante la dictadura militar, el silencio cómplice, el ocultamiento y la mentira hicieron que el terrorismo de Estado pudiera aniquilar a miles de personas". "Muchos periodistas, que sabían lo que pasaba, fueron partícipes necesarios de ese genocidio", denunciaron. Durante la dictadura "se diseñó un modelo comunicacional al servicio de un modelo de país no sólo para tener periodistas cómplices dentro de los medios sino para tener un sistema cómplice", afirmó Busso.

Junto al estrado, presidido por Bonafini, se levantaron murales con gigantografías de las tapas de diarios de la época y fragmentos de notas de los periodistas Mariano Grondona, Joaquín Morales Solá, Mauro Viale, Raúl Portal y de la directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble.

"La continuidad de muchos de ellos y de los grupos empresarios monópolicos amerita que hoy, 34 años después, los juzguemos en la Plaza de Mayo", argumentaron las Madres.

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails