martes, 12 de julio de 2011

PROYECTO SUR: Perdieron el Norte

Por Miguel Jorquera

El hilo del que todavía pendía la unidad de la centroizquierda anti-K porteña se terminó de cortar el domingo por la noche, después de la primera vuelta electoral por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad. La candidata presidencial de Proyecto Sur, Alcira Argumedo, dio por terminada la alianza con sus ex socios que emigraron al Frente Amplio Progresista –la Unidad Popular de Víctor De Gennaro y Libres del Sur, que conduce Humberto Tumini– detrás de la candidatura del socialista Hermes Binner. “Estos dos sectores buscan que nosotros tengamos la peor performance posible porque eso les da mayores posibilidades; con ellos la alianza terminó ayer, ahora tenemos que afrontar la pelea en Buenos Aires (la provincia) y en el plano nacional, donde no somos aliados”, sentenció Argumedo. Aunque luego desde los dos sectores intentaron bajar el nivel de confrontación, la disputa presidencial de octubre dividió al frente que se encolumnó con Fernando “Pino” Solanas en la Ciudad en medio de críticas y reproches mutuos.

Las relaciones no terminaron cordialmente. La ruptura que se dio en la presentación de candidaturas presidenciales, Binner por un lado y Argumedo por el otro, repercutió en las aspiraciones de Solanas. El domingo por la noche, cuando los números alejaban cualquier posibilidad de acercarse al ballottage, en el bunker de Pino ensayaban algunas explicaciones, entre ellas que “no todas las fuerzas le pusieron por igual el cuerpo a la campaña electoral”. Aunque sin nombrarlos, el reproche era para los partidos que ahora integran el FAP, como la UP, Libres, GEN y PS.

A pocas cuadras de ahí, la porteña UP, que encabeza Claudio Lozano, y Humberto Tumini y Victoria Donda, de Libres del Sur, analizaban el resultado y se diferenciaban de Solanas sobre la “libertad de acción” en la segunda vuelta en la Ciudad. “Con Macri no vamos ni a la esquina”, dijo Lozano.

Ayer, Argumedo les salió al cruce. “Con ellos, la construcción política fue imposible”, dijo la referente de Proyecto Sur sobre la política “zigzagueante” de Libres del Sur: “En 2008 estuvo con el kirchnerismo; en 2009 con Martín Sabbatella; en 2010 en alianza parlamentaria con Proyecto Sur y en 2011 con el GEN y el socialismo”. La disputa por lugares en las listas de candidatos ya los había enemistado.

Las críticas también alcanzaron a la UP de De Gennaro y Lozano. “No casualmente utilizaron cierta capacidad de confusión para sostener que eran parte de Proyecto Sur”, sostuvo Argumedo. Por lo bajo, los encolumnados con el cineasta le endilgan al dirigente de ATE la intención de engancharse como “furgón de cola del radicalismo”. “Pero el congreso de la CTA (de Pablo Micheli) de Mar del Plata recibió a (Ricardo) Alfonsín con una silbatina y tuvo que de-sechar la propuesta”, argumentan.

Libres del Sur volvió a reunirse ayer para analizar la situación en la Ciudad y Humberto Tumini trató de bajar los decibeles de confrontación con Solanas. “Primero vamos a ver si hay ballottage, no vamos a ser más papistas que el Papa. Creemos que con el resultado que se dio en la primera vuelta, la elección ya está definida”, afirmó Tumini. De esa manera aplacó el ímpetu con que el domingo por la noche pensaban salir a diferenciarse del abstencionismo que propone Pino para el ballottage porteño.

Tumini también sostuvo que Solanas “hizo una respetable elección. Un poco por debajo de las expectativas, pero aceptable”. Defendió la línea política de su partido “porque la política argentina no es lineal”, y dejó abierta la posibilidad de volver a coincidir con Proyecto Sur después de la elección presidencial. “No terminamos por comprender la decisión de Proyecto Sur de no integrar el FAP”, dijo Tumini a este diario.

Sin cerrar las puertas, Argumedo volvió a tomar distancia de quienes migraron al FAP. “Hemos tomado caminos diferentes de construcción política. Después habrá que ver qué propuestas se defienden, porque ése fue uno de los motivos por el que no logramos coincidir con el FAP”, respondió Argumedo ante la consulta de Página/12.

Por ahora, la disputa en las internas abiertas de agosto –donde Proyecto Sur buscará perforar el piso del 1,5 por ciento del padrón nacional para presentarse en octubre– y las elecciones presidenciales los encontrarán en veredas diferentes.

Fuente: Pagina12

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails