miércoles, 13 de julio de 2011

LOS JUECES DE LA VERGUENZA

JUEZ FEDERAL FUEGUINO TRABA CANDIDATURA DE UNA VICTIMA DE LA
DICTADURA

Un juez Federal de Tierra del Fuego puso reparos a la oficialización de una candidata a diputada nacional que fue víctima de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar, con el argumento de que cometió actos subversivos.
 
El caso involucra a la actual legisladora provincial Elida Deheza, quien se postula como segunda precandidata a diputada por el partido Encuentro Popular (EP) en las elecciones primarias del próximo 14 de agosto.
 
Deheza estuvo presa siete años, entre 1977 y 1983, por militar en la Juventud Peronista (JP) y fue sometida a torturas y vejámenes que se  ventilan actualmente en un juicio oral y público en la ciudad de Rosario, donde la dirigente declaró en carácter de víctima el 30 de noviembre de 2010.
 
Sin embargo, al presentarse como candidata a parlamentaria nacional en los últimos días, el juez Federal de Ushuaia Federico Calvete consideró un impedimento la condena a “inhabilitación perpetua” impuesta contra la mujer durante la dictadura militar.
 
El magistrado sostuvo ese argumento a pesar de que la pena contra Deheza fue instrumentada en 1979 (hace 32 años) basándose en un artículo del Código Penal (el 19 bis) que fue derogado en 1984 con el retorno de la democracia al país.
 
En una resolución fechada el 7 de julio, Calvete finalmente hizo lugar a la oficialización de la precandidata aunque condicionada a que el Juzgado Nº2 de Rosario se expida a favor del cese de la inhabilitación contra la ex militante de la JP.
 
Deheza fue primero detenida por un grupo de tareas del Ejército en 1977 y estuvo desaparecida más de un año hasta que fue puesta a disposición del Poder Ejecutivo y juzgada por un Consejo de Guerra.
 
“Recién después ese Consejo pasó las actuaciones a la Justicia Federal de Rosario que dictó una sentencia sin ningún tipo de instrucción previa. No se llamaron testigos ni se produjo prueba”, explicó la legisladora en dialogo con Télam.
 
También detalló que no tuvo contacto con esas actuaciones hasta hace pocos meses y que no sabía de la inhabilitación que le habían impuesto los jueces de la dictadura.
 
“El expediente tiene solo 87 fojas. Allí dice que yo me autoincriminé en hechos que nunca cometí e incluso interviene una defensora pública que nunca me defendió. Es una locura”, siguió relatando la legisladora fueguina.
 
Sobre la actitud del juez Calvete, Deheza sostuvo que “a esta altura de la Historia cuesta entender que parte de la Justicia no adopte una posición más firme. Da la sensación que un brazo de la dictadura llega hasta nuestros días”, enfatizó.
 
“Volver a demostrar inocencia 32 años después, cuando ya sabemos quiénes mataron a nuestros compañeros, y encima soportar reparos para que no seamos candidatos nos hace recordar lo peor del terrible proceso que vivió el país”, afirmó la postulante a diputada.
 
Deheza forma parte de Encuentro Popular, el partido que a nivel nacional integra la alianza Nuevo Encuentro, liderada por el diputado Martín Sabattella.
 
La lista de candidatos a diputados que disputará las elecciones primarias de agosto adhiere a la candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.(Télam).- 

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails