jueves, 28 de julio de 2011

ENDEPA: haz lo que yo digo pero no lo que yo hago.

El Obispo Maletti y Ponciano Acosta en el Juzgado federal.
Estalló el conflicto en ENDEPA FORMOSA. La abogada del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen Dra. Roxana Elvira Silva fue separada de su cargo, aparentemente a raíz de haberse presentado como candidata a Senadora Nacional por las listas de la Unión Civica Radical, en la lista que lleva a su reelección al Senador Luis Petcoff Naidenoff.

Silva presentó un recurso de amparo con medida cautelar de no innovar en el Juzgado Federal de Formosa. El juez federal, Marco Bruno Quintero, le otorgó la medida, que obliga a ENDEPA a continuar pagando su contrato de locación de servicios hasta que se resuelva la cuestión de fondo.

ENDEPA presentó una cuestión de incompetencia al juez, con la presencia del obispo Fernando Maletti.

Lo curioso de estos episodios es que la Iglesia, y en especial sus sectores progresistas, predican el compromiso social y político de sus miembros. Pero cuando estos dan cumplimiento a sus preceptos, invariablemente quienes ejercen su rol de ciudadanos son separados de las filas eclesiásticas. En Formosa, eso le ocurrió en otros órdenes al hoy candidato a Senador por el Frente para la Victoria Juan Eduardo Lenscak, ex detenido y torturado en la dictadura, quien pagó con su alejamiento de la Escuela de Ciudadanía y de la Revista De Pié sus opciones en el peronismo. Hoy expulsan de sus filas a una abogada con actuación en la defensa de los derechos indígenas y en las causas por crímenes de lesa humanidad.

ENDEPA durante meses criticó duramente al gobierno formoseño por utilizar un acta firmada en 2008 en la cual el líder de la comunidad Qom la Primavera realizó un reconocimiento de derechos a criollos por las tierras en disputa, acta que el propio Felix Díaz reconoció como firmada bajo presión. Hoy ENDEPA divulga esa misma acta como una falta de su abogada, cuando en realidad es una cuestión de responsabilidad institucional. Eso aún cuando durante meses defendieron la actuación de su abogada. Recuérdese que la Dra. Silva concurrió al lugar de los trágicos hechos del desalojo de la ruta en 2010, el mismo día por la noche a interesarse por la situación de los detenidos, e inmediatamente realizó los trámites judiciales por su excarcelación, objetivo que consiguiera.

Desde estas páginas no estamos de acuerdo con la candidatura de la Dra. Silva por la UCR.  

Pero si nos solidarizamos con quien en su momento manifestó sufrir persecusiones por su defensa de las comunidades indígenas, y hoy para algunos es el peor de los demonios por ejercer su derecho a pensar y a participar.

Debe tenerse en cuenta que la separación de un abogado, no es cuestión de “te rescindo el contrato y ya está”. No. Las causas que ese abogado o abogada lleva, deben continuar tramitando, y la responsabilidad personal continúa. Y se le debe seguir abonando el contrato hasta que la institución lo reemplace con el acuerdo de los originarios involucrados en las causas. En los últimos años, ENDEPA se ha caracterizado por expulsar de sus filas a sus mejores abogados, como el caso de Ricardo Altabe, cuyo contrato fuera rescindido en 2003 despues de 13 años de defender a las comunidades indígenas desde el momento en que se recibió. Altabe falleció dos meses antes de quedar a fuera de ENDEPA  y es recordado por muchos como el mejor abogado de derechos indígenas que dio el país.

La defensa de los derechos de los pueblos indígenas implica necesariamente su articulación, por vía de los tres poderes, con las necesarias e imprescindibles políticas públicas, y no con un discurso alternativo inofensivo para aquellos que hacen de la exclusión, la pobreza y la negación de derechos un gran negocio.

Nuestra solidaridad en la cuestión de fondo con la Dra. Silva, mas allá de los avatares judiciales mencionados y sus opciones políticas. Y para ENDEPA, basta de haz lo que yo digo pero no lo que yo hago.

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails