martes, 17 de mayo de 2011

LA PROVINCIA DEL CHACO PRESENTE EN LA CONDENA POR LA MASACRE DE MARGARITA BELEN

En el desarrollo del histórico juicio por la Masacre de Margarita Belen en la Provincia del Chaco, resaltó la actitud política y jurídica de la Provincia.

El ministro de Educación, presente en la lectura de la sentencia, Francisco Romero, expresó que “este es un hecho histórico por dos motivos clave: por un lado, por lo emblemático que es para la historia argentina y particularmente para el Chaco, la causa de la Masacre de Margarita Belén. Por otro lado, porque la provincia y el Estado chaqueño es querellante y parte interesada en la dilucidación y esclarecimiento pleno no solamente con memoria y verdad sino con plena justicia”, sostuvo en declaraciones radiales.

“El gobernador nos ha encomendado a mi y a varios funcionarios para que estemos presente a lo largo de todo el proceso y el ejemplo que nosotros queremos brindar a las generaciones más jóvenes porque es muy importante que quienes cuando el Estado no acompañaba han estado siempre las organizaciones de derechos humanos y sus familiares nunca se pidió venganza ni revancha”, remarcó.

“Es una sentencia ejemplificadora y reparadora” describió el gobernador Jorge Capitanich a la sentencia de la Justicia Federal que condenó a prisión perpetua a ocho militares hallados culpables del asesinato de presos políticos en la causa conocida como la Masacre de Margarita Belén. Aseguró que lo resuelto va en concordancia con las políticas de Derechos Humanos de la provincia y de la Nación.

El primer mandatario recordó que desde el primer día de su gestión, el Poder Ejecutivo se convirtió en querellante particular de la causa. Destacó que tanto la sentencia del Caso Caballero (pena máxima para todos los acusados) y la de la Masacre de Margarita Belén, constituyen, independientemente de las particulares del fallo, un avance extraordinario en el objetivo de que ningún crimen de lesa humanidad quede impune en la Argentina. “Era una deuda pendiente” señaló y remarcó como inconcebible que tengan que pasar tantos años para encontrar a los culpables.

El acompañamiento a las victimas y familiares, contrasta con la ausencia de políticas públicas en otras provincias de la región como Formosa por crímenes de lesa humanidad cometidos en su jurisdicción. En la causa Margarita Belén se juzgaba el fusilamiento de formoseños, tal el caso de Julio Andres "Bocha" Pereyra.

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails