lunes, 2 de mayo de 2011

ACTO DE LA CTA POR EL DIA DEL TRABAJADOR

“Tenemos que defender lo que logramos”

Ante el estadio del Luna Park colmado, Yasky advirtió sobre el riesgo de volver “a la picadora de carne de los ’90” y destacó el acuerdo de la CTA y la CGT para sostener “las conquistas sociales”. La Presidenta envió una carta agradeciendo el apoyo de los trabajadores.

 Por Julián Bruschtein

“O profundizamos la política de distribución de la riqueza o volvemos para atrás a la picadora de carne en la que nos metió la derecha en los ‘90”, advirtió Hugo Yasky, líder de la Central de Trabajadores Argentina (CTA), en el acto por el Día del Trabajador que realizó la federación sindical en el Luna Park. A estadio lleno, Yasky apoyó su discurso en un fuerte mensaje de apoyo al modelo kirchnerista iniciado en 2003 y, además, destacó el carácter “independiente, pero no neutral” de la CTA. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner envió una carta y en el acto estuvo presente parte del gabinete nacional. También sobresalió la presencia del líder de la Juventud Sindical de la CGT, Facundo Moyano, invitado por los organizadores.

“Vamos a salir a luchar por lo que falta, pero no vamos a enceguecernos porque sabemos que tenemos que defender lo que logramos, que no es poco”, afirmó Yasky en su discurso. En el primer acto masivo después de la división que partió en dos a la CTA, miles de trabajadores de todo el país superaron la capacidad del estadio del Luna Park. “Vamos a seguir reclamando la personería gremial, la libertad y la democracia sindical”, destacó, reafirmando los reclamos históricos que la central le plantea al Estado nacional. “No tenemos que caer en el error inmenso de confundir al enemigo, no está en la clase trabajadora, no es la CGT, eso es infantilismo político. El enemigo está en Techint, en la Sociedad Rural y en los grupos económicos”, agregó, en un tiro por elevación a sus rivales en la interna de la CTA que tildan a Yasky de “cegetista”.

Las tribunas estaban cubiertas de militantes de todos los sectores. Pero resaltó el caudal de gente que llevó el partido Nuevo Encuentro, del diputado Martín Sabbatella. El Frente Transversal de Edgardo Depetri y el Movimiento de Tierra y Liberación se hacían sentir con bombos y cantitos. Una bandera de la Federación de Tierras y Vivienda, que lidera Luis D’Elía, movía una caricatura del ex presidente Néstor Kirchner que abrazaba a Juan Domingo Perón y a Eva Perón. “Alguna vez tuvimos que ir al exilio interno por ser kirchneristas. Es un orgullo para mí estar otra vez en la CTA de los trabajadores nuevamente. ¡Viva Néstor! ¡Viva Cristina, carajo!”, gritó D’Elía, cuando fue su turno de hablar en el acto.

Los invitados fueron variados, de distintos sectores de la política y el sindicalismo. Uno de los primeros en llegar fue Facundo Moyano, de la Juventud Sindical, acompañado por integrantes de la organización juvenil. La participación del hijo menor del titular de la CGT, Hugo Moyano, sorprendió a más de uno, pero cuando fue anunciada su presencia los militantes no dudaron en aplaudir al dirigente.

Los ministros de Economía, Amado Boudou; de Trabajo, Carlos Tomada; y de Educación, Alberto Sileoni, ingresaron junto al secretario de Comunicación, Juan Manuel Abal Medina. Un rato más tarde llegó el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, quien primero había entregado la carta que la Presidenta envió para ser leída en el acto, agradeciendo el homenaje realizado al ex presidente Néstor Kirchner. “En un país en el que muchos presidentes preferirían ser reconocidos desde los grandes centros de poder, para nosotros es un honor ser reconocidos por los trabajadores argentinos”, señaló CFK en el escrito.

El senador Daniel Filmus ingresó poco antes de que Yasky comenzara el discurso de cierre. Sentado en la primera fila, Sabbatella afirmó a Página/12: “Existe una sintonía en relación con el momento histórico en donde los trabajadores del movimiento obrero organizado vuelven a discutir la distribución de la renta. Por eso, la unidad de acción para defender los intereses de la clase trabajadora es muy importante”. Cerca estaban los legisladores Gonzalo Ruanova y Gabriela Alegre, y dirigentes de Carta Abierta, mientras a unos metros permanecía el ex canciller Jorge Taiana.

Las menciones a la unidad del movimiento obrero fueron puntos salientes del mensaje de Yasky. “Esta historia comenzó en los ‘90, cuando la CGT entregó atados de pies y manos a los trabajadores. Pero el MTA, conducido por Moyano, y la CTA salieron a la calle para demostrar que los trabajadores se defendían”, recordó el dirigente docente, mientras sus adjuntos Pedro Wazyejko, de la industria del neumático, y Marcelo Frondizi, de ATE, asentían. “Los compañeros de la CGT y de la CTA nos pusimos de acuerdo en un punto clave, que es la decisión de seguir peleando por las conquistas y avances que hemos conseguido en términos sociales”, resaltó Yasky nuevamente.

“Borombombom, borombombom, para Cristina, la reelección”, tronó en el estadio cuando el secretario general de la CTA dijo desde el escenario que “este Gobierno tiene que tener continuidad más allá de 2011, en el marco del pluralismo. Hay que bancar la continuidad de este proceso”, repitió, y logró levantar a las tribunas y a los invitados que cantaban y saltaban reclamando la reelección de la Presidenta. Los funcionarios del Gobierno coreaban con los dedos en “V”.

Fuente:

Pagina12

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails