viernes, 27 de mayo de 2011

LA CGT DE CORDOBA CONMEMORO EL 42 ANIVERSARIO DEL CORDOBAZO

La Confederación General del Trabajo (CGT) Regional Córdoba, conmemoró hoy con un acto el 42 aniversario del "Cordobazo", en el que llamó a "profundizar el modelo nacional" que encabeza la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El secretario adjunto de la CGT local, José Pihen, encabezó el acto que tuvo lugar frente al histórico edificio de la central sindical, actualmente "Casa de la Memoria del Movimiento Obrero", debido a que su titular, el mecánico Omar Dragún, se encuentra fuera de la provincia. 

Al hacer uso de la palabra, Pihen sostuvo que "ninguno de nosotros (los dirigentes sindicales), pretende igualarse a los  grandes hombres que hicieron el Cordobazo, pero somos capaces de saber entender cuál es el legado que nos dejaron de justicia social".

"Venimos a decir claramente, en nombre de la inmensa mayoría de los gremios, que la coyuntura de hoy, en las cirscunstancias de hoy, tiene una característica clave a la que no le vamos a escapar en estos momentos: nosotros reclamamos la profundizacion del modelo nacional”, que encabeza la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Estamos comprometidos -añadió el titular del Sindicato de Empleados Públicos (SEP)- para que rija plenamente, lo más plenamente posible y lo más rápidamente posible, este ideal de justicia social que levantaron los hombres del Cordobazo y que nosotros, humildemente y desde cada uno de nuestros gremios,
decidimos llevar adelante con compromiso". 

Al acto asistieron familiares del dirigente sindical Elpidio Torres, uno de los que formó parte de la central obrera que el 29 de mayo de 1969 formó parte del Cordobazo, junto al lucifuercista Agustín Tosco y al entonces titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Atilio López, a los que también se les rindió
homenaje.

Otro destacado participante en la gesta de aquella insurgencia contra la dictadura del general Juan Carlos Onganía fue el abogado laboralista Lucio Garzón Maceda, quien fue invitado por Pihen a subir al escenario para que la multitud que asistió al acto le rindiera homenaje.

Por su parte, en diálogo con Télam, la secretaria de Derechos Humanos de la CGT regional Córdoba y diputada nacional por el Frente para la Victoria (FPV), Cármen Nebreda, señaló que el Cordobazo fue un "hito fundamental para el movimiento obrero, no solo cordobés, sino argentino, porque los trabajadores en plena dictadura se expresaban por la democracia, los derechos y la libertad de todos los argentinos".
 
Más adelante señaló que "hoy estamos en una etapa absolutamente diferente y absolutamente positiva para los trabajadores" a partir de las políticas llevadas adelante por el Gobierno Nacional, y consideró que "aún tenemos cosas que recuperar". 

Por su parte, Garzón Maceda, visiblemente emocionado, dijo a Télam, en relación a la conmemoración de un nuevo aniversario del Córdobazo, que de los recuerdos "hay que sacar conclusiones presentes y elegir lo mejor que dió el mayo del 69, que es que la clase trabajadora se colocó al frente de la sociedad en la lucha
contra la dictadura". 

El cordobazo fue la mayor insurrección urbana generada por una acumulación de medidas impopulares adoptadas por el gobierno del golpista general Juan Carlos Onganía e instrumentadas en esta provincia por el delegado federal Carlos Caballero que, en lo económico, político y social, recaía sobre los sectores más
desprotegidos de la población. 

Tras usurpar el poder -el 28 de junio de 1966- y con el aval de las clases sociales dominantes y el sindicalismo burocrático y colaboracionista, el dictador impulsó un plan económico ventajoso para los monopolios, las multinacionales y la oligarquía terrateniente, generando la reacción del movimiento obrero, de
agrupaciones estudiantiles, partidos políticos y de la población en general.

El clima de efervescencia provocado por estas medidas provocó el levantamiento de la clase trabajadora y los sectores populares que, en repudio al régimen, adoptaron huelgas y multitudinarias asambleas en todas las plantas fabriles que, finalmente, derivaron en la convocatoria a un "paro activo" para el 29 de mayo.

La masiva movilización popular derivó en violentas escaramuzas que luego se transformaron en sangrientos
enfrentamientos con la policía cuando se conoció la muerte del mecánico Máximo Mena, ocurrido a pocas cuadras del centro de la ciudad, registrándose la quema y saqueo de negocios y dependencias oficiales, junto con el bloque de todos los accesos al microcentro, al tiempo que las fuerzas policiales optaban por retirarse.

La violenta insurrección, que fue liderada por el secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza, Agustín Tosco, junto con un combativo grupo de dirigentes gremiales, fue sofocada 48 horas después por la violenta represión de las tropas del ejército que, apoyada con tanques y fuerte armamento, envió hacia Córdoba el
dictador Onganía. (Télam).-

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails