sábado, 19 de junio de 2010

RENUNCIO TAIANA - ASUME HECTOR TIMERMAN - EL DIA T

Pagina12

Cambio de mando en el Palacio San Martín

Taiana presentó su renuncia “indeclinAble”. En el texto habló de “motivos personales”. Sus colaboradores contaron que el detonante fue una conversación telefónica con la Presidenta. Timerman asumirá el martes en la Casa Rosada.

 Por Fernando Cibeira

El canciller Jorge Taiana presentó ayer su renuncia y en su lugar fue designado el embajador en Estados Unidos, Héctor Timerman, quien asumirá el martes. El Gobierno destacó el texto redactado de puño y letra por el canciller en el que hizo mención a los “motivos estrictamente personales” que lo llevaron a tomar la decisión de renunciar. Pero los voceros del ahora ex funcionario deslizaron también “falta de apoyo y diferencias en la implementación de decisiones políticas que afectan el desarrollo de la política exterior” entre las razones. No obstante, remarcaron la intención de Taiana de seguir militando en las filas del kirchnerismo.
La renuncia fue sorpresiva. El jueves, Taiana había mantenido una habitual y ajetreada jornada laboral. Se había reunido en la Cancillería con el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, para analizar los pasos a seguir luego de la decisión de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú de levantar el corte de ruta por 60 días, que se concretará a partir de hoy (ver página 5). “Es una muy buena noticia”, sostuvo entonces Taiana. Luego fue a la Casa Rosada para conversar de la cuestión con la Presidenta y a la noche estuvo en Olivos con Néstor Kirchner analizando la Unasur y el encuentro que el ex presidente mantuvo días atrás con el ecuatoriano Rafael Correa.

Otra prueba de lo repentino de la decisión es que Taiana ya había anunciado que la semana próxima viajaría a Nueva York para participar del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, donde defendería la posición argentina en el tema Malvinas, una de las constantes durante su extensa gestión como canciller. También venía preparando con la Presidenta la próxima cumbre del G-20 en Canadá y el viaje a China que había conseguido reprogramar para el 13 de julio.

Según la versión que ofrecieron cerca del ex canciller, Cristina Kirchner lo llamó ayer a las 8 para intercambiar opiniones sobre lo que había salido en los diarios a propósito de la posible intervención de Brasil en el monitoreo conjunto al río Uruguay. En realidad, el origen de la noticia habían sido unas declaraciones del presidente uruguayo José Mujica. Erróneamente, en los diarios también se dio como un hecho que Argentina ya había dado su acuerdo y que Brasil además participaría del monitoreo a la planta de Botnia. Esas cuestiones todavía están en discusión. Pero el título habría generado un reproche de la Presidenta a Taiana, adjudicándole el origen de la versión.

Siempre según la misma fuente, el intercambio de opiniones fue subiendo de tono al nivel de que la Presidenta habría utilizado la palabra “deslealtad”, un término al que Taiana –literalmente, un peronista desde la cuna– es sensible. Más cuando Cristina Kirchner ejemplificó con el ministro de Economía, Amado Boudou, de quien ponderó que suele ser blanco de los grupos mediáticos a los que el Gobierno está enfrentado.

Al ministro, resaltaron en su entorno, le chocó la comparación. Taiana acompaña a los Kirchner desde la creación del Grupo Calafate, un reagrupamiento de militantes de las corrientes de izquierda del peronismo que en los noventa buscaron diferenciarse del proyecto menemista. Lo de Boudou en el proyecto K es bastante más reciente.

Taiana terminó la comunicación avisando a la Presidenta que, dadas las circunstancias, no había más que hablar. En su entorno aceptaban que en la decisión también debían haber pesado el desgaste de los años de gestión, el maratón de viajes y el cansancio físico. A las 10, el secretario de Coordinación de Cancillería –y amigo personal de Taiana–, Rodolfo Ojea Quintana, llevó la renuncia del canciller al despacho del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, en la Casa Rosada. En el texto manuscrito, Taiana se dirigió a la Presidenta “a fin de presentarle mi renuncia por motivos estrictamente personales (...). Quiero agradecerle la oportunidad que me ha brindado de colaborar con Ud. en la defensa del interés nacional”.

Hubo algunas horas en las que la historia podría haber tenido otro final si hubiera existido alguna comunicación. No la hubo. Ante el silencio, desde la Cancillería difundieron la noticia de la renuncia poco después de las 15.30. Al rato, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, apareció brevemente en el Salón Sur de la Casa Rosada confirmando oficialmente el alejamiento de Taiana –“quien ha renunciado por razones estrictamente personales”, insistió– y su reemplazo por Timerman.

El relevo

Taiana envió un correo interno a los funcionarios y empleados de la Cancillería comunicando las novedades y agradeciendo los años de trabajo en conjunto. Taiana es un histórico del kirchnerismo. Desde el 25 de mayo de 2003 que asumió Néstor Kirchner se desempeñó como vicecanciller y ascendió a ministro luego de la salida de Rafael Bielsa, en diciembre de 2005. Cristina Kirchner lo confirmó en el cargo el 10 de diciembre de 2007. Al rato de difundido el mail, al despacho de Taiana se acercaron varios empleados a saludarlo. Por la noche, se despidió de sus colaboradores más cercanos comiendo empanadas. Ojea Quintana y el secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía, anunciaron que lo acompañarán en la salida. También se va el vocero, Javier Porta.

Taiana, además, recibió llamados de otros cancilleres de la región, gobernadores y legisladores. A todos les aseguraba su decisión de seguir trabajando dentro del espacio político del kirchnerismo, descartando cualquier pase a otros agrupamientos.

Periodista de profesión, Timerman asumirá como ministro el martes a las 11.30 en un acto en la Casa Rosada. “Participar del gabinete de la presidenta Cristina Kirchner es un orgullo”, dijo el embajador en sus primeras declaraciones luego de conocido su nombramiento. “La política exterior del país la fija la Presidenta y voy a seguir cumpliendo sus indicaciones como lo hice hasta ahora porque creo que este gobierno está transformando al país”, añadió.

El nombre de Timerman como canciller ya se había barajado luego de la elección de Cristina Kirchner, en 2007. Finalmente, la Presidenta se inclinó por confirmar a Taiana, como hizo con la mayor parte del gabinete que venía de la gestión de su marido. Cónsul argentino en Nueva York desde 2004, Timerman recaló entonces en la embajada en Washington, donde intensificó sus buenos contactos con el Partido Demócrata y la influyente comunidad judía norteamericana.

Desde entonces, Timerman fue siempre algo más que un simple embajador para la gestión kirchnerista. Además de su alto perfil político, su opinión tiene peso en cuestiones de política exterior. Por ejemplo, es el “sherpa” –acompañante– de la Presidenta en las reuniones del G-20, por lo que participa de todos los encuentros previos de la cumbre representando al país.

Pero si se tiene en cuenta el inicio de la discusión que supuestamente disparó la salida de Taiana, cabe mencionar además que el nombramiento de Timerman se produce en momentos en que el funcionario mantiene un duro enfrentamiento con el Grupo Clarín. Muy activo en las redes sociales Facebook y Twitter, Timerman viene ofreciendo detalles de la historia de Papel Prensa, empresa por la que el Gobierno pulsea con Clarín y La Nación.


Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails