sábado, 26 de junio de 2010

LAS MENTIRAS DE CLARIN

En su enfermizo combate destituyente contra el Gobierno Nacional y contra Nestor Kirchner, el grupo Clarín y su CEO Hector Magnetto, por medio de su Diario Clarín y sus mas de doscientos medios de difusión, nos quiere imponer a los argentinos una realidad inexistente y una política exterior no votada por el pueblo. Se desespera al verificar que su poder no es el mismo de antes. El mismo poder que le permitió ser socio de los señores de la muerte de la dictadura, conseguir hijos de desaparecidos "de gauchada", según denuncia José Pirillo, ex dueño del Diario La Razón, y creerse con poder para tumbar gobiernos democráticos.


Magnetto editorializa y en su alocada guerra, la verdad  se esconde atras del velo de los intereses corporativos, con el coro de supuestos periodistas "independientes". Nelson Castro, en pose de "republicano", no cesa de referirse al ex-Presidente, diputado, Presidente del Partido Justicialista y Secretario General de UNASUR Nestor Kirchner como "el ex presidente en funciones". Un irrespetuoso importante. La historia va a recordar a estos personajes.




Pagina12

TIMERMAN RECLAMO QUE SE HAGA PUBLICA LA DECLARACION DE SADOUS

“Me preocupa la mentira”


Por David Cufré

Desde Toronto

El canciller Héctor Timerman se presentó en el lobby del hotel de Toronto donde se aloja Cristina Fernández de Kirchner para participar de la cumbre del G-20 y convocó a una conferencia de prensa. La expectativa era que entregara las primeras definiciones oficiales sobre cómo marchan las negociaciones previas a esa reunión, pero el ministro sorprendió. Dijo que frente a una ofensiva mediática con información falsa sobre lo ocurrido en la audiencia secreta que mantuvo el ex embajador en Venezuela Eduardo Sadous, a mitad de semana en el Congreso, había resuelto pedirle al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, que revelara el contenido completo de lo tratado en esa sesión tal como lo tomó el cuerpo de taquígrafos. “Puedo asegurarle que con dicha medida podremos minimizar el daño ya perpetrado a nuestro Servicio Exterior y tal vez, más importante aún, llevar tranquilidad a una sociedad bombardeada con información falsa vertida con un interés avieso y mendaz”, concluye la carta que Timerman remitió a Fellner con su solicitud. Esa decisión había sido acordada a media mañana con la Presidenta frente a la forma en que se viene exponiendo el tema en grandes medios de comunicación.
El anuncio ratificó que el estilo del nuevo canciller es más confrontativo que el que mostraba su antecesor, Jorge Taiana. Y tuvo toda la impronta del Gobierno, al pasar a la ofensiva con un tema en el cual el conglomerado opositor venía tratando de acorralarlo. Timerman, sin embargo, no cargó las tintas sobre la oposición, sino que responsabilizó directamente a un sector de la prensa, que con sus publicaciones estaría afectando o interfiriendo en las relaciones exteriores de la Argentina con los 182 países con los cuales tiene un vínculo directo. “Los trascendidos de una reunión secreta en el Congreso están siendo tomados como si fuera el affaire de una vedette”, comparó el funcionario.

¿Le preocupa el contenido de la declaración de Sadous? –le consultaron.

–Lo que me preocupa es la mentira. Entonces yo prefiero que a esta altura se sepa todo lo que se dijo en la audiencia y se termine de una vez con esta historia, porque realmente parece que se estuviera hablando del romance de una artista de teleteatro más que de las relaciones exteriores del país –respondió.

El canciller recordó que el sábado pasado, al llegar al país, se comunicó con Sadous para ratificarle que contaba con su autorización para participar de la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados. “Le pedí solamente dos cosas: que dijera todo lo que tenía que decir, pero también que tuviera en cuenta la Ley del Servicio Exterior de la Nación, que pide reserva sobre hechos que requieren cierta confidencialidad en las relaciones exteriores”, apuntó. “También que tratara de que su asistencia a la comisión no se convirtiera en un escándalo político –siguió Timerman–. Dejé pasar unos días y hoy a la mañana resolví pedirle al presidente de la Cámara de Diputados que revelara todo lo ocurrido, preocupado por el cariz que está tomando la difusión mediática del acontecimiento.”

El argumento oficial es que al no resguardarse la confidencialidad que marca la ley, los países que tienen relaciones diplomáticas con la Argentina podrían empezar a desconfiar de su trato con el país. “Los representantes de esas naciones van a informar a sus capitales lo que está pasando y eso me genera preocupación”, advirtió el canciller.

¿Puede haber sanciones para Sadous? –preguntó Página/12.

–No conozco el testimonio, él no ha hecho declaraciones públicas. Confío en que habrá respetado la ley. Primero voy a leer sus declaraciones cuando la Cámara de Diputados las dé a conocer.

¿Algún embajador de esos 182 países le ha hecho llegar a la Cancillería una consulta por lo ocurrido?

–No. Pero creo que se están usando temas de política exterior por parte de algunos grupos mediáticos que no paran de intentar debilitar al Gobierno y a toda la sociedad argentina para obtener ciertos beneficios.

La carta que envió a Fellner tiene ese mismo tono. Sostiene que tras el testimonio del embajador Sadous, “algunos medios comenzaron una ofensiva, pocas veces vista, para publicar supuestos dichos brindados por el funcionario”. “Debo confesarle que el lugar que dichos medios siguen concediendo a lo sucedido en una reunión secreta aumenta mi preocupación con el paso de los días”, continúa, para concluir con el pedido para que el Congreso haga públicas las declaraciones del ex embajador en Venezuela

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails