sábado, 23 de abril de 2011

GLADYS LUCIA GOMEZ – CALLES DE BARRO

Pirané es un pequeño  pueblo ubicado a  cien kilómetros de Formosa. Desconocido en el mapa que miran los argentinos que no son formoseños. El nombre del pueblo tiene un  sonido conocido, ya que fue inmortalizado en esa formidable canción de Ariel Ramírez y Felix Luna “Indio Toba”. Es que en esa geografía de esteros y lagunas señoreaban los qom hasta que en 1910 comenzaron a asentarse en el lugar los blancos, consecuencia de la conquista del Chaco llevada a cabo por Victorica y la llegada del ferrocarril. Solo quedan unas pocas familias toba y pilagá hoy en el pueblo. Las voces quedan en nombres como el arroyo Magaick (Negro en lengua qom).

En ese pueblo, de siestas sagradas ante el calor formoseño, de calles de tierra y mucho mate y tereré con el vecino,  nació la Lucy.

Cuentan que Lucy era muy tierna y buena hija. Recorría las calles de Pirané siempre poniendo su presencia al servicio de los mas humildes. En los 70, aquellos años en que para hacer la revolución solo había que dar un paso,  se fue a estudiar a Resistencia. Como casi toda esa generación llegó a la política para cambiarlo todo.  Militó juntó a la Juventud Peronista, la gloriosa, en comedores y barrios, activando para el retorno de Perón en 1972. Desde la Universidad, integró las filas de la Juventud Universitaria Peronista de la que llegó a ser su principal responsable.

La historia de estos jóvenes, de todos nosotros, está escrita con la misma tinta. Un 1º de mayo de 1974 nos retiramos de la Plaza de Mayo ante los agravios de nuestro General, que había sido rodeado por seres que concebían la política en clave de exterminio. Desde ese momento Lucy buscó caminos, empecinada en la construcción de un peronismo transformador y revolucionario. En 1975, ya incorporada a Montoneros, huye de Corrientes y Resistencia ante la cacería desatada en el NEA y se instala en Santa Fe, donde desaparece en el Camino de las Moras el 22 de febrero de 1976, un mes antes del inicio formal de la dictadura. Lucy fue una detenida desaparecida en democracia, una democracia extraviada por los desvaríos del Brujo e Isabel  y  las contradicciones del Peronismo, ejecutada por sus asesinos con las manos atadas en su espalda para evitar que les muestre la V de venceremos. Ejecutada con la pasividad cómplice de la iglesia católica que promueve una religión a sus poderosos, pero no supo  o no quiso defender la vida ante los ángeles de la muerte que asesinaban en su nombre.

La vida de Lucy está signada por las calles de tierra, las de su Pirané natal, las de los barrios humildes que recorrió para acompañar a los pueblos con su sonrisa y compromiso, y la del Camino de las Moras en el que fue cobardemente ejecutada junto a tres compañeras.

Pasaron 35 años en los cuales murió su padre, esperanzado hasta el último momento en verla entrar  por la puerta. O su mamá Sara que nunca se resignó a su ausencia.

Hasta que la paciente labor del Equipo Argentino de Antropología Forense la identificó. Un 21 de abril de 2011, Lucy volvió a las calles de tierra de Pirané. Había llovido y la inmensa caravana de autos tuvo que sortear el barro para llegar hasta el cementerio, ese barro que Lucy tanto conocía. En su despedida, rostros curtidos de veteranos militantes, sus compañeros, le dijeron su hasta siempre. Y voces juveniles estallaron en voces contenidas “ a pesar de las bombas y los fusilamientos, a pesar de los muertos, los desaparecidos, no nos han vencido”.

Dicen que los pueblos siempre están, los pueblos siempre vuelven. Y acá estamos, obstinados, tercos en luchar contra el olvido, en rescatar la memoria. Porque la memoria, el futuro, el compromiso, la formación, son las claves de la victoria final que jamás podrán arrebatarnos los impulsores de la amnesia, por mas prensa que tengan.

Bienvenida Lucy. Seguiremos reclamando justicia por nuestros compañeros. Por tu amigo Julio Andres Bocha Pereyra, fusilado en Margarita Belen y aún desaparecido, por Fabian Oviedo, el que andaba en bicicleta por la calles de Formosa y no saludaba a nadie para no comprometerlos,  por Pancho Bogarin, por Carrillo, Mirta Insfran, Ricardo Borgne, Pedro Morel, Sara Fulvia Ayala, Luciano Díaz y tantos otros…

QUE QUISIERON UN CAMINO NUEVO PA` SU PAGO PERO NO NECESITAN UN CAMINO NUEVO PARA LLEGAR A NUESTRA MEMORIA.
Hasta la Victoria Siempre Lucy.


Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails