viernes, 8 de junio de 2012

CAUSA TRIPLE A: Los amigos de El Brujo

Entre los detenidos están Julio Yessi, ex jefe de la “jotaperra”, y el periodista Jorge Conti, yerno de López Rega.


El juez federal Norberto Oyarbide reactivó en los últimos días la causa por los crímenes de la Triple A. A dos años del llamado de atención de la Cámara Federal, que criticó la “inexplicable pasividad” del magistrado y alertó sobre la “virtual parálisis del sumario”, Oyarbide ordenó la detención de siete de los hombres más cercanos al ex ministro José López Rega, entre ellos Julio Yessi, ex jefe de la Juventud Peronista de la República Argentina, la “jotaperra”, y el periodista Jorge Conti, yerno y secretario de prensa del ministro de Isabel Martínez de Perón.

“Pensábamos que esta causa estaba condenada al olvido, al fracaso. Con esta noticia, que el juez no nos notificó, renace la esperanza de que por fin se pueda juzgar y condenar los crímenes de la Triple A”, dijo la abogada Liliana Mazzea, querellante por familiares de víctimas y por la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. “Es como volver a respirar aire puro y ayuda a seguir luchando”, confesó Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo, cuyo hijo Alejandro fue secuestrado en 1975.

Las detenciones tomaron por sorpresa a abogados de los organismos de derechos humanos e incluso a altos funcionarios del Ministerio Público Fiscal. La causa se había reactivado a fines de 2006 con la detención en España del ex subcomisario Rodolfo Almirón, pero la investigación nunca avanzó más allá del núcleo duro originario del grupo de ultraderecha. Durante los años siguientes fueron detenidos Juan Ramón Morales, Felipe Romeo y Miguel Angel Rovira, que igual que Almirón murieron de viejos, con arresto domiciliario y sin condena. En junio de 2010, al declarar nula la prórroga de la prisión preventiva de Rovira, los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballestero alertaron sobre la parálisis del expediente. “La única actividad de la causa en los últimos años pasó por separar los incidentes, armar uno por cada caso y llamar a ratificar a las querellas una y otra vez, al punto de que varios querellantes ya no querían ir más a Tribunales”, contó Mazzea a Página/12.

La noticia de las detenciones e incluso de las indagatorias se conoció recién ayer, y los siete imputados, hombres de la extrema derecha, acusados por crímenes entre 1973 y 1976, ya están presos en el penal de Marcos Paz. Yessi fue la cara visible de la “jotaperra”, el sello creado por la derecha peronista para diferenciarse y enfrentar a la Juventud Peronista, y presidió el Instituto Nacional de Acción Cooperativa (INAC). Después del golpe de Estado estuvo detenido en el buque Bahía Aguirre como huésped de la Armada. Jorge Conti, ex presentador del noticiero de Canal 11, fue secretario de prensa de López Rega. El ex agente arrepentido Horacio Paino lo sindicó como enlace entre El Brujo y los grupos operativos de la Triple A, y contó que por su intermedio se vehiculizaban los fondos para solventar la infraestructura operativa. El tercer detenido es Carlos Alejandro Villone, que llegó a ocupar el cargo de secretario de Coordinación y Promoción Social e integró el círculo más cercano a López Rega. Fue Villone quien le mostró a Paino un listado de personas a ser ejecutadas por la Triple A, que encabezaba el padre Carlos Mugica. El cuarto imputado ya estaba preso: es el ex cabo de la policía Norberto Cozzani, condenado a fines de 1986 en la causa Camps y actualmente sometido a juicio en La Plata. Los otros tres son ex custodios y miembros de los grupos operativos: Raúl Ricardo Arias, Carlos Jorge Duarte y Rubén Arturo Pascuzzi. Los detenidos ya fueron indagados y el único que se negó a declarar fue Yessi.

“Desde que empezó mi lucha, desde que las Madres empezamos a marchar, recuerdo que éramos tres las que decíamos ‘ojo que antes del golpe de Estado también hubo desaparecidos’. Las otras eran Esther Sánchez, que falleció, y Nelly Stagnaro”, contó anoche Taty Almeida. “Sabemos que hay cientos de desaparecidos antes del 24 de marzo de 1976 y que funcionaron al menos tres centros clandestinos. Que avance esta causa, que había quedado como en el tintero, es un logro que costó mucho. Es como volver a respirar aire puro, ayuda a seguir luchando, a exigir más justicia.”

Fuente: Pagina12

Reacciones:

2 comentarios:

Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails