miércoles, 21 de julio de 2010

NESTOR KIRCHNER EN LANZAMIENTO "COLINA"

Pagina12
Por Nicolás Lantos
 
“Hay que impulsar el nacimiento de decenas de agrupaciones”, arengó Néstor Kirchner en el cierre del acto de lanzamiento de la Corriente de Liberación e Integración Nacional (Colina), espacio encolumnado detrás de su hermana, la ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner. En tono calmo, el ex presidente citó a Mao Tse Tung (“que crezcan mil flores”) para interpelar a la militancia como clave de cara a los comicios del año que viene y atacó a la oposición, a la que calificó de “irresponsable” por presentar propuestas inviables, como el ajuste jubilatorio del 82 por ciento móvil. “Mienten para tratar de ganar una elección”, acusó. “No vamos a caer en la tentación de prometer porque se viene un proceso electoral –se diferenció el actual diputado–. Hay que invertir y generar trabajo. Hay que reivindicar a los pibes y a los viejos. Estas son reivindicaciones centrales y, de allí, el nacimiento de esta corriente. Debemos impulsar la formación de candidatos y dirigentes.”

El Teatro Coliseo estaba repleto y afuera, sobre la calle Marcelo T. de Alvear y la plaza Libertad, varios cientos de militantes agitaban sus banderas y repiqueteaban bombos que llegaban a escucharse desde adentro de la sala. En las primeras filas de la platea, reservadas para los invitados especiales, se intercalaba gran parte del gabinete nacional con figuras de la cultura, Madres de Plaza de Mayo con gobernadores alineados, legisladores afines con intendentes del conurbano. La ceremonia se abrió con un video, que repasaba logros obtenidos desde 2003 e intercalaba discursos de Néstor Kirchner con otros de Eva Perón, todo acompañado por canciones de Fito Páez, León Gieco y Los Redonditos de Ricota, cuyas “banderas en tu corazón” arengaron a la concurrencia.

Alicia Kirchner habló de una “revolución de derechos, civiles, humanos y sociales” y advirtió que “no se puede construir un presente si no se tiene bien elaborada la memoria”. La flamante titular de esta nueva corriente, que busca nuclear agrupaciones políticas y sociales de todo el país –aunque con énfasis en el conurbano bonaerense–, con la idea de darles organicidad y peso en la campaña presidencial, resaltó la transformación producida durante el ciclo kirchnerista y pidió “agregar valor social a los argentinos y argentinas para defender este proyecto nacional y popular”. La ministra habló de integrar la Argentina en un mundo en el que “han caído los paradigmas” pero aseguró que “hay que entender que cada país debe buscar y procurar su propio rumbo” porque “en esa diversidad e integridad” está el futuro.

“Hay que hacerlo sin tibiezas –advirtió en tono bíblico–, porque los tibios no tienen lugar y son los que siempre van según dónde esté el sol, pero no el verdadero corazón de los argentinos.” Interrumpida cada tanto por los cantitos que bajaban desde los palcos prometiendo que “Néstor va a volver”, Alicia Kirchner también destacó que en la presidencia de Cristina se logró “una cobertura social como nunca” y detalló que, tras la aplicación de la Asignación Universal por Hijo, hay “11.200.000 niños protegidos como corresponde. ¿Es esto o no seguridad social?”, se preguntó.

En la platea la aplaudían algunos de sus compañeros de gabinete, como los ministros de Interior, Florencio Randazzo; de Justicia, Julio Alak; de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao; y de Industria, Débora Giorgi. También estuvieron los gobernadores José Alperovich (Tucumán), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Jorge Capitanich (Chaco), José Luis Gioja (San Juan) y Luis Beder Herrera (La Rioja); los presidentes de las bancadas oficialistas en el Congreso, Agustín Rossi y Miguel Angel Pichetto, entre otros senadores y diputados; las titulares de Fundación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y figuras del espectáculo como Gastón Pauls, Andrea del Boca y Roberto Piazza. El motivo de tan nutrida concurrencia, explicaron a Página/12 fuentes de la organización, es que la idea era que el acto funcionara como una presentación de una eventual candidatura de la ministra, cuya imagen pública está siendo sondeada tanto en Santa Cruz como en la provincia de Buenos Aires.

“No habrá transformación si no somos el puente de plata de una profunda renovación política”, aseguró, a su turno, Néstor Kirchner. El titular del PJ reconoció que “existen muchas asignaturas pendientes”, aunque el gobierno de Cristina Fernández sea el “más transformador de los últimos 40 años” en la Argentina. “Nos van a atacar y agraviar, al igual que provocar y descalificar, llevándonos al chiquero de la política, pero no debemos responder nada”, alertó, y propuso, en cambio, “nutrirse de ideas y acciones transformadoras”. Luego celebró: “Cristina tiene la filosofía de profundizar la transformación para que el cambio siga para adelante. Esa es la tarea central”.

Sobre el final, le dedicó unas palabras al proyecto de otorgar el 82 por ciento móvil a los jubilados y aseguró que llevaría a “la quiebra del sistema y del país” en caso de concretarse. “¿A quién no le gusta dar buenas noticias? –se preguntó–. Pero el 82 por ciento móvil quebraría el país. La oposición es irresponsable y no le importa nada. Juega con los destinos del país”, insistió. “Algún día se podrá, pero hoy no se puede”, explicó, así, cuando se pueda avanzar en ese beneficio (que, graficó, “no se paga en ningún lugar del mundo, salvo en Luxemburgo”), “los argentinos sabrán que lo cobrarán para siempre y no por pocas horas”. Por último, volvió a hablarles a los militantes, que no dejaron de alentarlo durante el acto: “La participación debe ser amplia. No queremos confrontar con nadie sino construir el camino de la historia”, concluyó.

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails