jueves, 19 de enero de 2012

Siria, la misma receta medio siglo después


Por Arthur González
Al leer las noticias que a diario se trasmiten sobre la situación interna en Siria, no dejo de asombrarme de cómo el gobierno norteamericano y la CIA carecen de imaginación y creatividad para elaborar sus planes de Acción Encubierta.
Los disturbios provocados por la CIA en Siria y las acciones terroristas, son una copia al carbón de los planes que la Agencia de Inteligencia norteamericana trazó en 1960 para intentar derrocar a la victoriosa revolución cubana, dirigida por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
Qué objetivos perseguía en primer Plan de Acción Encubierta aprobado por el entonces presidente de los EEUU. Ike Eisenhower, nada menos que “provocar la sustitución del régimen de Castro por uno que responda mejor a los verdaderos intereses del pueblo cubano y sea más aceptable para Estados Unidos”.
Cómo planificaron alcanzarlo, con las siguientes medidas:
“Crear una oposición cubana responsable, atractiva y unificada al régimen de Castro, que se declare públicamente como tal…con los cuales ya la Agencia Central de Inteligencia está en contacto.”
“Iniciar una poderosa ofensiva propagandística en nombre de la oposición declarada”.
“Creación de una organización secreta de inteligencia y acción dentro de Cuba, que responderá a las órdenes e instrucciones de la oposición.”
“Todas las acciones acometidas por la CIA, en apoyo o en nombre de la Oposición, se presentarán, por supuesto, como actividades de esa entidad”.
En su segundo Plan de Acción Encubierta de 1962 la CIA con todo el respaldo político y financiero del gobierno, se trazó nuevas medidas, entre las cuales estaban:
“La CIA ha concluido que su papel real será la de crear la ilusión de que un movimiento popular gana apoyo exterior y ayudar a establecer un clima que permitirá actos provocativos en apoyo a un cambio hacia una acción abierta, al aumentar su capacidad operacional”.
“El Departamento de Estado está concentrando sus esfuerzos en la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, la cual comenzará el 22 de enero 1962, esperando obtener amplio respaldo del Hemisferio Occidental para las resoluciones de la OEA que condenen a Cuba y la aíslen del resto del Hemisferio. Se está considerando una resolución solidaria, mediante la cual OEA ofrezca alivio directo al angustiado pueblo cubano (similar a la de EE.UU. para Rusia, de 1919-20), como un medio para lograr la simpatía del pueblo cubano sin tener que reconocer al gobierno comunista. La reunión de la OEA será apoyada por demostraciones públicas en América Latina, generadas por la CIA y las campañas psicológicas asistidas por USIA”.
“La mayor tarea para nuestra hábil diplomacia es alentar a los líderes latinoamericanos a desarrollar operaciones independientes similares a este Proyecto, buscando una rebelión interna del pueblo cubano contra el régimen comunista”.
“La CIA completará los planes del 1 de febrero para las acciones encubiertas y de engaño, para ayudar a dividir el régimen comunista en Cuba.”
“La CIA propondrá un esquema de operaciones para la iniciación de movimiento popular dentro de Cuba.”
“La USIA propondrá el 15 de febrero un plan para llevar a cabo la explotación de acciones altamente psicológicas en el Proyecto, encaminadas a despertar la simpatía mundial en favor del pueblo cubano”.
“La CIA propondrá su programa operativo para las acciones de sabotaje dentro de Cuba.”
Si estas medidas planificadas y ejecutadas contra Cuba en los años 60 no son casi idénticas a lo que vemos desde hace meses contra Siria, que venga Alá y me desmienta.

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails