viernes, 11 de mayo de 2012

Se fugó un represor que debía completar en prisión su arresto domiciliario

El excomisario mayor de la Bonaerense Juan Miguel Wolk, de 77 años, apodado "El nazi" y "El alemán", quien fue jefe del Pozo de Banfield durante el secuestro de los adolescentes de "La noche de los lápices". Había sido condenado a prisión perpetua, pena que hasta ahora había cumplido en su casa de Punta Mogotes pero que debía continuar en prisión por orden de la Justicia.



La orden de detención había sido dictada por el juez Arnaldo Corazza luego de que la Suprema Corte bonaerense, en abril pasado, revocara la decisión del juez de primera instancia y ordenase que el represor fuera a una cárcel común.

En la década de 1980, "El Nazi" fue condenado a 25 años de prisión, pero en 1987 eludió la cárcel gracias a las leyes de impunidad Punto Final y Obediencia Debida. En 2000 el juez español Baltasar Garzón pidió su extradición junto con otros 80 represores de la dictadura, pero el gobierno del entonces presidente Fernando de la Rúa nunca respondió la solicitud.

Cuando el Juzgado Federal Nº 3 lo citó para que diera testimonio en los llamados Juicios por la verdad, que no son procedimientos penales, sus abogados presentaron un acta de defunción falsa, que el tribunal dio por válida, hasta que Marta Ungaro, hermana de Horacio, uno de los adolescentes desaparecidos en "La Noche de los Lápices", denunció al juez Corazza que el represor seguía vivo y cobraba su jubilación de comisario retirado.

Wolk era vecino, en Punta Mogotes, de su superior durante la represión ilegal, el jefe de Informaciones de la Policía Bonaerense Miguel Etchecolatz, de 83 años, hasta que éste, en 2007, fue condenado a reclusión perpetua.

Fuente: Pagina12

Reacciones:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails