domingo, 20 de mayo de 2012

PLENARIO DE LA CORRIENTE PERONISTA DESCAMISADOS PORTEÑA


Con la consigna como mandato

El modo de traducir en hechos concretos el lema “Unidos y organizados” fue eje del debate. Los ministros Carlos Tomada y Nilda Garré y el legislador Juan Cabandié cerraron el encuentro. Destacaron el liderazgo de CFK y el papel de los jóvenes en la política.


Por Nicolás Lantos


Más de 250 militantes kirchneristas de la ciudad de Buenos Aires debatieron durante todo el día de ayer en el marco de un plenario convocado por la Corriente Peronista Descamisados que concluyó con la presencia del ministro de Trabajo, Carlos Tomada; la ministra de Seguridad, Nilda Garré; y el legislador porteño Juan Cabandié. El rumbo que tomará la sintonía fina, la concreción de la consigna “Unidos y organizados”, la recuperación de la Capital Federal para el proyecto nacional y hasta la posibilidad de una reforma constitucional y las internas del Partido Justicialista formaron parte de los temas que se repasaron durante la jornada.

“El planteo es ‘Unidos y organizados’, y está en nosotros que esto no sea una consigna y que sea un mandato”, propuso Tomada durante el cierre de la actividad. El ministro de Trabajo destacó que en los seis meses que lleva el segundo período presidencial de Cristina Fernández de Kirchner se tomaron medidas como el estatuto del Peón Rural, la modificación de la Carta Orgánica del Banco Central, la Ley de Tierras o la recuperación de YPF y que “cada una de esas iniciativas justifica un gobierno en sí misma.”

A su turno, Garré destacó la importancia de los militantes que se incorporaron al kirchnerismo en los últimos años, en particular los jóvenes (que conformaban buena parte de su audiencia), a quienes definió como “el instrumento que permite seguir con las transformaciones en un momento muy particular de la Argentina”, aunque se cuidó de dejar en claro que semejante caudal de participación sólo alcanza su máximo potencial cuando está conducido: “El liderazgo está y atrás de él, se va a ir poniendo el peronismo, que sabe que para dar batallas hay que buscar liderazgos como el de la Presidenta, que es legítimo, auténtico”, plantó bandera.

La referencia a la incipiente interna en territorio bonaerense entre un sector cercano al gobernador Daniel Scioli y el kirchnerismo representado en el vice Gabriel Mariotto y La Cámpora no se quedaría ahí. Garré desestimó que las “luchas que puedan darse al interior del peronismo” vayan a poner en peligro el proyecto. “Habrá que neutralizarlas con unidad y organización –propuso–. Cuando se dan las disputas hay que levantar las banderas de la unidad nacional y dentro de ellas hay elementos básicos, entre ellas, la lucha por la igualdad.”

Por su parte, Cabandié destacó que el camino para organizar al kirchnerismo en un territorio complicado como la capital es “la militancia activa, que va contra los que piensan que el camino es la permanencia y la recurrencia de los medios de comunicación, desde la capilaridad, llegando a las diez mil manzanas de la Ciudad”. Y sostuvo: “Tenemos que tener claro que el uso abusivo de los medios de comunicación es una herramienta de la derecha antipatriótica y del progresismo abstracto estanco y bobo porque ellos nunca construyeron nada”.

El encuentro se desarrolló desde la mañana en la sede de la Mutual Homero Manzi del barrio de Boedo, donde unos 250 militantes trabajaron desde temprano en comisiones para debatir sobre distintos ejes, desde cómo recuperar la Ciudad hasta la posibilidad de una reforma constitucional. Una de ellos, Lorena Pokoik, explicó el motivo detrás de esta jornada: “Creemos que en esta etapa, las organizaciones cargamos sobre nuestras espaldas una responsabilidad, que es traducir el legado que nos ha dejado Néstor para construir una agenda con objetivos que creemos vitales para la Argentina que viene”.




Fuente: Pagina12

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails