sábado, 26 de noviembre de 2011

LIGAS AGRARIAS - ABREN JUICIO EN CHACO


El represor Bettolli. Ya condenado en otras causas.

El Ministerio Público Fiscal de la Nación solicitó ayer al juez federal la instrucción formal para investigar la represión contra las Ligas Agrarias del Chaco ocurrida durante la última dictadura militar. En esta causa se requiere investigar los casos de Osvaldo Raúl Lovey, Ramón Fidel Gómez, Julio Catalino Chávez, Filomeno Chávez, Jorge Omar Mussin, Marcelino Zequeira, Adolfo Thomas D’Alesandro, Juan Sokol, Carlos Héctor Orianski, Carlos Servando Píccoli, Raúl Eduardo “Ñaro” Gómez Estigarribia, Secundino “Taco” Vallejos, Armando Molinas y Luis Rodríguez.

Pero el trabajo de reconstrucción de la fiscalía pudo esclarecer otros casos como la desaparición de dos dirigentes de las Ligas Agrarias arrestados en el aeropuerto de Mendoza durante el denominado operativo retorno. 

Ahora con esta presentación dentro de lo que se denomina causa Caballero Residual el juez federal deberá trabajar con las pruebas aportadas, tomar indagatoria a los imputados, resolver la situación procesal de cada uno de ellos y posteriormente definir si la eleva a juicio. 

La persecución 

Si bien no se puede determinar con precisión cuándo comenzó la persecución contra las Ligas Agrarias, es un hecho que en los últimos meses del 75 se evidenció un incremento de la represión con los arrestos masivos y las torturas contra los detenidos. 

En tal sentido, uno de los primeros casos de esta época es la detención de Osvaldo Lovey, actual subsecretario de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, ocurrida en abril de 1975, es decir antes del golpe. 

Una vez que los militares tomaron el poder la represión fue mucho más dura. “Esto los llevó a tener que permanecer en condición de prófugos en el monte junto a otros dirigentes como Oscar Mato, Carlos Píccoli, Carlos Orianski, Armando Molinas, Remo Vernika, Irmina Kleiner, entre otros”. 

La represión duró años al punto que Píccoli fue asesinado en 1979 cuando había regresado al país y a la provincia. Aparentemente el hecho se produjo cuando intentó ingresar en una vivienda donde había personal de consigna. 

El fin del operativo era eliminar este foco de resistencia y militancia rural que en esa época luchaba por un mejor precio del algodón, también pretendieron establecer reformas que aún no se pudieron establecer. 

La lucha agraria le costó mucha sangre a esta organización que fue diezmada en poco tiempo. Y hoy permanecen desaparecidos entre otros Orianzki, Vallejos y Molina y fueron reportados como muertos en circunstancias poco claras asesinados -para la fiscalía- Sokol, Píccoli, Gómez Estigarribia. 

Muerto durante las torturas 

La primera de las víctimas reportadas como asesinadas, Juan Sokol, fue muerto presuntamente a poco de ser detenido como consecuencia de las torturas que recibió en Sáenz Peña. En este sentido uno de los testimonios que más pruebas aportó es el de Ramón Fidel Gómez. Él dijo que durante la primera noche de detención en la alcaidía de Resistencia los policías pegaban mucho y se ensañaron contra Sokol. 

“A la noche deliraba, como que se fue perdiendo. A la medianoche se corta todo, se van los policías y a la media hora vuelven con olor a alcohol y los vuelven a golpear, escuchando cuando cae Sokol. Después no se escucha más que él se quejara. Los policías se van y al volver se escucha como que lo deslizaban por el piso”, relató el testigo. 

“Murió esa noche en la alcaidía de Sáenz Peña, cuando lo sacaban se escuchaba un deslizar en el piso, se escuchaba algo grande que deslizaban”, agregó cuando brindó esta declaración ante la Justicia. 

El caso Orianski 

Por los testimonios se pudo establecer que a Orianski lo detienen vivo en octubre de 1976 y se presume que lo pudieron fusilar en la Masacre de Margarita Belén. Revelar qué le ocurrió será uno de los trabajos más importantes de esta nueva causa. 

Los imputados 

Luego de escuchar varios relatos la fiscalía llegó a la conclusión de que corresponde imputar a Gabino Manader; Ramón Esteban Meza; Héctor Osmar Escobar, José Francisco Rodríguez Valiente, Ramón Ángel Toro, el ex comisario de Villa Bertheth Carlos Alberto Romero, Carlos Cáceres, Sabino Sánchez, Alberto Mario Uritzon, Juan Antonio Gómez, Antonio Cardozo, un Policía de Santa Silvina de apellido Matoff, cuyo demás datos deben ser averiguados durante la investigación y al capitán de Inteligencia del Ejército José Tadeo Luis Betolli. 

El fiscal dejó abierta la posibilidad para que todo aquel que pudiere resultar coautor, cómplice o encubridor de los hechos enumerados, en su debido momento sean procesados en calidad de imputados. 

Parte de los acusados ya fueron juzgados y condenados por la Justicia Federal, también están imputados en otras causas en las que se investigan los delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia. 

Fuente: Diario Norte.

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails