viernes, 6 de julio de 2012

MAXIMO KIRCHNER "DROGADICTO": Un macrista capaz de decir cualquier barbaridad

Si alguna vez Mauricio Macri llamó a “tirar por la ventana a Kirchner porque no lo aguantamos más”, por qué Pablo Tonelli –uno de sus fieles escuderos PRO– se iba a privar de decir que el hijo del ex presidente es “un drogadicto, medio tonto”. Eso fue lo que dijo el diputado macrista sobre Máximo durante una charla en un local del partido del jefe de Gobierno porteño, y aunque después trató de negar que había hecho semejante afirmación, cuando sus palabras salieron a la luz pública no le quedó otra alternativa que pedir disculpas. “Claramente los opositores vienen en una escalada contra la investidura presidencial”, reaccionaron en la Casa Rosada y advirtieron que “pretenden instalar la violencia en la discusión política”.

“Pido disculpas por mi exabrupto respecto de Máximo durante una charla en un local partidario”, escribió ayer Tonelli a modo de descargo en Twitter tras la difusión de sus expresiones. El diputado PRO dijo lo que dijo de Máximo Kirchner en una exposición ante militantes macristas en Quilmes, donde se quejó del estilo de gestión de Cristina Fernández.

“Este es un gobierno, como lo fue el de Néstor Kirchner, ultra, ultra presidencialista, en el cual todas las decisiones de mediana importancia para arriba son tomadas exclusivamente por la Presidenta”, expuso Tonelli y luego sorprendió al auditorio: “Supuestamente una de las pocas personas con las que habla es el hijo, Máximo, que es un drogadicto, medio tonto, que no abre la boca más que para festejar un gol en la PlayStation”.

Además de disculparse por Twitter, Tonelli habló con Radio Mitre. En esa emisora afirmó estar “muy mal con esto que ha pasado” y “arrepentido”, aunque también explicó: “Estábamos en una conversación informal entre partidarios, en la exaltación de un rol opositor dije una cosa que era un disparate, lo único que puedo decir es que esta conversación se dio en un ámbito privado y no estaba destinada a ser difundida”.

La inauguración del local de Quilmes no fue tan informal. Allí concurrieron más de doscientas personas y un grupo de periodistas que registraron lo dicho por Tonelli.

“Nunca vamos a responder en los términos en que ellos nos atacan”, se diferenciaron en la Rosada y señalaron que “los opositores están cada día más exaltados”, a quienes definieron como “difamadores seriales”. También manifestaron que “lo que necesitamos es discusión política, no ataques personales” y marcaron la contradicción “de que los que atacan son los mismos que piden diálogo”. Tampoco dejaron de remarcar un hecho revelado en su momento por Página/12: que mientras Tonelli estuvo a cargo de la Procuración General porteña allí fue asesor el capitán de navío retirado Pedro Florido, un oficial de inteligencia y abogado que fue alma mater del “grupo de contención” de la Armada que asesoraba a los represores de la Marina, acusados por crímenes de lesa humanidad.

Fuente: Pagina12

Reacciones:

1 comentarios:

y que por que es el hijo de la presidenta no puede ser drogadicto yo lo escuche en varias ocasiones la gente dice lo que piensa no estamos en democracia

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails