martes, 16 de octubre de 2012

IMPUNIDAD: CRIMENES DE LESA HUMANIDAD CONTRA LOS PILAGÁ

16/10/2012


Murió en Formosa a los 88 años de edad el ex juez federal Leandro Santos Costas, quien tuviera un destacado papel en la Matanza de Rincon Bomba en 1947 perpetrada contra el pueblo Pilagá.

En el mes de junio de 2012, Costas se había sustraído a prestar declaración indagatoria sobre este hecho presentando un certificado médico.

En Octubre de 1947, centenares de originarios pilagá fueron masacrados en un lugar llamado “Rincon Bomba”, a cuatrocientos metros de la entrada a la localidad de Las Lomitas en la provincia de Formosa.

Hoy, en el Juzgado Federal Nº 1 de Formosa tramita una causa por delitos de lesa humanidad donde se investigan estos he
chos, que dieran origen al documental de Valeria Mapelman “Octubre Pilagá – Relatos Sobre el Silencio”. Se trata de la causa “Costas Leandro Santos”.

Cuando la Ministra Nilda Garré ocupaba el Ministerio de Defensa, desclasificó y ordenó al Estado y a la Gendarmería remitir todos los antecedentes del caso, que hasta ese momento revistaban el carácter de “secreto de estado”. También ordenó que se conteste ítem por ítem la requisitoria de los fiscales intervinientes.

Leandro Santos Costa era en ese momento un joven alférez de Gendarmería. Participó activamente en la masacre de los pilagá.

Por Orden 2595 el Director General de Gendarmería Nacional lo felicita por la “valerosa y meritoria intervención llevada a cabo contra el alzamiento de indígenas pilagá el día 14 de octubre de 1947, en cuya emergencia no titubearon en afrontar la grave situación para su vida que el caso les deparaba”. Tambien lo ascendieron.

Costas era el jefe de sección Ametralladoras Pesadas. En su ascenso se tuvo en cuenta la “valerosa y meritoria intervención llevada a cabo contra el ‘alzamiento de indígenas pilagás el 14 de Octubre de 1947, en cuya emergencia no titubeó en afrontar la grave situación para su vida que el caso le deparaba”.

Costas se retiró en 1960 de la Gendarmería, y luego, ya como abogado, llegó a ser Juez Federal de Formosa, en el mismo juzgado en que hoy tramita su causa por crímenes de lesa humanidad.

Los imputados por la masacre de Rincon Bomba son numerosos, la inmensa mayoría fallecidos, como numerosos son los sobrevivientes que demandan justicia por la muerte de sus familiares: Hace dos años murieron dos abuelas sobrevivientes en La Bomba: Lichet´a y Marta, y Desaén, de nombre en el DNI Julio Suarez, y hace solo unos dás falleció otro sobreviviente: Santiago Cabrera.

Para los desheredados de la tierra, no hay justicia.

Reacciones:

2 comentarios:

Da verguenza la ignorancia y los intereses económicos que motivan esta nota. El Dr. Leandro Santos Costas fue elogiado en libros de Derecho por sus fallos acordes a la Ley. Es muy fácil crear una causa 60 años después contra personas enfermas que no se pueden defender. Todo con el fin que el Estado pague una indemnización jugosa, no importa el buen nombre de quien se mancha.

Los crímenes de lesa humanidad no prescriben... Da muchísima más vergüenza saber que en la época de un gobierno que la historia lo señala como de reivindicaciones sociales, se premiaba con ascensos a los ASESINOS DE GENTE INOCENTE... y no importa hoy si esos asesinos aparentar ser viejitos indefensos de 88 años... SON Y SEGUIRÁN SIENDO ASESINOS aún después de fallecidos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails