domingo, 15 de agosto de 2010

Kirchner gana en primera vuelta

Miradas al sur

Las encuestadoras dan arriba al ex presidente entre 11 y 15 puntos de diferencia. 
Cuando falta exactamente un año para que se celebren por primera vez las internas abiertas simultáneas y obligatorias, los sondeos de las diferentes consultoras coinciden en señalar que Néstor Kirchner tiene actualmente la mayor intención de voto, a la vez que se produce una caída de los diferentes referentes de la oposición. De acuerdo a los estudios que en las últimas semanas vienen llevando adelante encuestadoras como Ipsos-Mora y Araujo, Ibarómetro, Opinión Pública y Servicios de Mercado (Zuleta Puceiro) y Centro de Estudios y Opinión Pública, el ex presidente se impondría en primera vuelta y, de mantenerse la actual tendencia, algunas de las encuestadoras se aventuran a señalar que, o bien logra los votos suficientes para ganar en primera instancia o bien se podría llegar a imponer en la segunda. Con respecto a la gestión de la presidenta Cristina Fernández, la consultora Poliarquía –la única que en 2008 pronosticó un triunfo de Francisco de Narváez en la provincia de Buenos Aires– asegura que en los últimos ocho meses su imagen positiva pasó de 20 a 37 puntos.

Las encuestadoras Ceop, Ibarómetro y Opsm coinciden en que la intención de voto de Néstor Kirchner se encuentra entre el 36% y el 34%. Con respecto a la oposición, las dos últimas ubican a Mauricio Macri como el candidato que más se acerca al ex mandatario, con un porcentaje que oscila entre el 19% y el 23%. Para Ceop, en cambio, Ricardo Alfonsín es el candidato opositor que presenta la mejor intención de voto, con un 20,8%. En relación al último relevo realizado por Ipsos-Mora y Araujo, Kirchner aparece “como el candidato que potencialmente será más votado en la primera vuelta de las elecciones de 2011”. Y agrega que aunque con estos números el ex presidente debería ir a un ballattoge, también aparece como triunfador en la mayoría de los escenarios de una segunda vuelta.


La consultora Ceop es la que arroja los resultados más recientes ( ver cuadros). Su titular, Ricardo Bacman, sostiene que “la actual intención de voto de los argentinos vuelve a mostrar un escenario donde Néstor Kirchner, como representante del oficialismo, sigue siendo el candidato más votado, y logra valores porcentuales que lo acercan cada vez más a la posibilidad de ganar la contienda electoral sin necesidad de ballottage: sin indecisos ni votos en blanco, logra el 36,7% cuando el candidato radical es Julio Cobos y trepa al 38% y se incluye en la grilla de medición a Ricardo Alfonsín”. Agrega que “entre aquellos que lo eligen, sobresalen los más jóvenes (18 a 34 años), los hombres, y los pertenecientes al nivel socioeconómico bajo”.


De darse un escenario de ballottage, Bacman apunta que “a diferencia de lo que se detectaba tres meses atrás, Néstor Kirchner se impone en todos los escenarios, con una diferencia que, incluso, tiende a ampliarse”. Sostiene que el santacruceño “obtiene una ventaja de nueve puntos porcentuales si se tuviera que enfrentar a Ricardo Alfonsín” pero que “también ganaría la segunda vuelta contra Julio Cobos y Mauricio Macri, por una diferencia de entre 12 y 15 puntos porcentuales”. Concluye que “si el rival fuera Eduardo Duhalde la distancia a su favor llegaría a más de 16 puntos porcentuales”.

Oposición en baja. A partir de los datos obtenidos en el trabajo de campo, en Ceop observan que en la oposición hay una tendencia cada vez más marcada hacia el estancamiento. Incluso, en algunos dirigentes los indicadores denuncian directamente una declinación. Como ejemplo de esto último, Bacman señala el caso del vicepresidente Julio Cobos. Recuerda que en los tiempos de su voto “no positivo” con respecto a la aprobación de la Resolución 125, su imagen positiva trepaba al 65%. En cambio “en este último muestreo redondea un 45%”.

Con respecto a Ricardo Alfonsín, Bacman señala que “luego de su resonante triunfo en la interna de la UCR en la provincia de Buenos Aires, pegó un salto que lo convirtió en el dirigente radical (y también opositor) con mejor imagen”. “Hoy, obtiene alrededor del 49%, con el agravante que no logra traducir en intención de voto aquello que se relaciona con su propia imagen”, agrega.


En el peronismo disidente la situación es aun peor que en el radicalismo. De acuerdo al estudio de Ceop, la imagen negativa de Francisco de Narváez, Eduardo Duhalde, Carlos Reutemann, Felipe Solá y hasta de Mauricio Macri oscila entre un 50% y un 55%, “un duro techo para superar a la hora de lograr el voto de la gente, que se convierte en un verdadero desafío”, afirma Bacman. 

Aprobación de la gestión oficial. Los estudios encarados por las distintas consultoras acerca de la opinión ciudadana sobre la gestión de Cristina Fernández también arrojan resultados positivos para el Gobierno. Según un estudio de Mora y Araujo, un 57 por ciento de los consultados se pronunció en favor de profundizar la redistribución del ingreso para disminuir la pobreza. Por su parte, el traumático final que tuvo el modelo neoliberal instalado en los ’90 y que acabó en el estallido político y económico de 2001, sigue generando un fuerte rechazo en la población. Esto queda demostrado por dos indicadores de la encuesta de Mora y Araujo. Por un lado, un 63% de los encuestados se pronunció a favor de que las empresas estatales tengan primacía sobre las privadas, y un 62% señaló que el Estado debe intervenir en la economía para regular los mercados. Para la encuestadora, “estos datos explican por qué el discurso opositor se centra en las formas y no en las políticas centrales impulsadas los últimos siete años.

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails