martes, 11 de diciembre de 2012

CRISTIANOS POR EL TERCER MILENIO: Lenguaje retórico y confuso

El grupo de cristianos cuestionó a la jerarquía católica y consideró que el documento difundido por los obispos fue un “texto preñado de intencionalidad política”. También reclamaron que la Iglesia apoye los juicios por delitos de lesa humanidad.


Por Washington Uranga


El grupo de Cristianos para el Tercer Milenio emitió una nueva declaración pública y a la vez dirigida a los obispos católicos en la que se lamenta por el contenido del último documento de la jerarquía católica al que considera de “lenguaje retórico y confuso” y un “texto preñado de intencionalidad política”. La organización cristiana ya se había dirigido a los obispos para pedirles, en primer lugar, una manifestación expresa frente a declaraciones del dictador Jorge Videla y luego para rechazar los términos de una respuesta que los obispos les dirigieron. Ahora los cristianos insisten en sus demandas y exigen a los obispos un apoyo explícito a los procesos judiciales contra los acusados de terrorismo de Estado.

El mismo grupo le envió una nota y solicitó audiencia al arzobispo de Luján-Mercedes, Agustín Radrizzani, en vista de que el penal de Marcos Paz, donde se encuentran alojados Jorge Videla y el sacerdote Christian von Wernich, también condenado por delitos de lesa humanidad, está incluido en la jurisdicción eclesiástica del arzobispo lujanero. Le piden al titular de aquella diócesis que tome medidas para “hacer cesar el público pecado de escándalo que se configura hoy” por el hecho de que el dictador Videla siga teniendo acceso a la eucaristía y que el cura continúe impartiendo los sacramentos.

En su texto, los Cristianos para el Tercer Milenio sostienen que “con sorpresa y reiterado dolor tomamos conocimiento del segundo texto emanado de la última Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, reunida en Pilar a comienzos del pasado mes de noviembre. En el primero de ellos se trató con éxito de no dar ninguna respuesta a los concretos reclamos que hicimos llegar a ustedes, en nuestra nota ‘A propósito de las declaraciones del dictador Jorge Rafael Videla’. Esta recurrencia a la ambigüedad mediante un lenguaje alambicado y eufemístico nos obligó a hacerles llegar una nueva nota que con el título ‘A nuestros pastores’ se encuentra esperando una respuesta que aún confiamos en recibir”.

Pero de inmediato el grupo retoma sus argumentos sobre el saludo navideño de los obispos, al que consideran “preñado de intencionalidad política”, a pesar de que “desde su aparición, voceros de la Conferencia han tratado sin éxito de ‘defender’ la neutralidad del texto y la presunta generalidad de sus destinatarios”.

Dicen los Cristianos para el Tercer Milenio que “está lejos de nuestra intención entrar en una controversia indiscriminada con la jerarquía episcopal, ya que nuestro esfuerzo como grupo está y estará centrado en hacer visible una Iglesia que, como Pueblo de Dios, marcha por el mundo iluminada por la luz de la fe y el Evangelio y ve muchas veces dificultada su ya trabajosa travesía, por las conductas ambivalentes de sus pastores”.

No obstante lo anterior, continúan, “nos preocupan muy especialmente nuestros hijos y nietos que, bautizados y educados en la fe, se alejan de la iglesia institucional a la que asimilan como una más de las estructuras de un poder establecido que rechazan, por representar intereses contradictorios con los valores evangélicos y con la construcción de una sociedad donde la dignidad y la justicia nos alcance a todos por igual”.

Insisten entonces en la necesidad de que los obispos tomen decisiones respecto del dictador Videla para hacer cesar “el público pecado de escándalo que se configura hoy, cuando un criminal convicto y confeso de delitos de lesa humanidad, sin arrepentirse ni manifestar voluntad alguna de reparación de las atrocidades cometidas, tiene acceso al sacramento de la Eucaristía”. Demandan también que la jerarquía exija “a los capellanes militares y de las fuerzas de seguridad, sacerdotes, religiosos, religiosas y cristianos en general que brinden toda la información que tengan sobre los menores secuestrados, o sobre el destino de los desaparecidos” y piden que los obispos “abran los archivos de la Conferencia Episcopal, Obispado Castrense y Capellanías de las fuerzas de seguridad”.

Entienden que, de concretarse, “estas acciones serán un muy valorado aporte a la construcción reconciliatoria que reclaman y en la que estamos todos comprometidos, sobre las condiciones ineludibles de la memoria, la verdad y la justicia”.

Agregan también los Cristianos para el Tercer Milenio que “nos gustaría escuchar por una vez de la Conferencia Episcopal una expresa aprobación y respaldo a los importantes procesos judiciales que contra cientos de responsables del terrorismo de Estado se encuentran aún en pleno desarrollo. La celebración de estos juicios honra y distingue al pueblo argentino y al sistema democrático que queremos consolidar, defender y profundizar”.

El documento lleva la firma del equipo coordinador integrado por Hernán Patiño Mayer, Angel A. Bruno, Alicia Pierini, Gustavo Bottini, Ana María Biancalana, Rodolfo Luis Brardinelli, Cristina Domeniconi, Ricardo Mc Loughlin, Ana Cafiero, Rodolfo Valerio Briozzo, Fernando Portillo y Felipe Solá.

Fuente: Pagina12

Reacciones:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails